Breve historia

Breve historia

Poco después de terminada la Guerra Civil, en el otoño de 1939, Manuel de Falla deja Granada con destino a Argentina. En el carmen de la Antequeruela Alta quedan sus pertenencias: todo, especialmente los recuerdos de Granada, lo lleva Don Manuel en su memoria. Gracias al cuidado de sus amigos, este patrimonio se conservará en conventos y casas particulares hasta que, muerto Falla en 1946, su hermano Germán comienza a reunir en Cádiz los documentos relacionados con el músico y los que su hermana María del Carmen trae de Argentina. En 1961, iniciados los contactos con el entonces Alcalde de Granada, Manuel Sola, se recogen el resto de documentos y libros, que son trasladados a Madrid.

En 1962, con motivo de organizarse en el Monasterio de San Jerónimo una exposición con los objetos y documentos más representativos que pertenecieron al compositor, el arquitecto José María García de Paredes y el crítico musical Enrique Franco reúnen en Madrid todos los fondos, dando un primer paso para su ordenamiento. A partir de entonces, y bajo el cuidado de Isabel de Falla, se constituye en Madrid la base del actual Archivo y se inician las gestiones para su definitiva instalación en Granada.

En 1965 se abre como museo la casa que habitó Manuel de Falla, y en 1978 se inaugura el Auditorio Manuel de Falla donde ya estaba prevista la ubicación del Archivo. El proyecto de traslado fue impulsado por el equipo municipal encabezado por el Alcalde, Antonio Jara, y el Concejal de Cultura, José Miguel Castillo, que lo apoyaron activamente. En 1988 se dió un paso decisivo con la creación de la Fundación Archivo Manuel de Falla que acordó ofrecer en depósito a la ciudad todo su fondo documental. Este importante acuerdo institucional se vió ampliado con la incorporación del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, la Consejería de Cultura y Deporte de la Junta de Andalucía y la Universidad de Granada. En marzo de 1991, el Archivo Manuel de Falla abrió sus puertas en la ciudad que el compositor eligió para vivir sus años de madurez.
subir